La Cueva
de Astiz
La Cueva

Sarrera/Entrada

Las entrañas de Aralar, hasta ahora accesibles sólo para algunos espeleógos y amantes de la aventura, han sido acondicionadas para que cualquiera pueda disfrutarlas a partir del verano de 2005, de la mano de Cuevas de Astitz S.L.

Según algunos científicos, el subsuelo constituye el último continente, aun por descubrir. Las principales características del mundo subterráneo son la falta de luz, el frío (en Mendukilo 8-9ºC), una altísima humedad (cercana al punto de saturación), concentraciones de CO2, corrientes de aire...

Siendo la nuestra una especie adaptada a la superficie, no es de extrañar el escaso nivel de conocimiento que poseemos sobre este medio. Así, durante las últimas décadas, el mundo subterráneo ha sido un entorno limitado a los espeleólogos. La empresa Cuevas de Astitz S.L. ha acondicionado la cueva de Mendukilo con el fin de superar estas barreras y permitir que cualquiera pueda conocer las entrañas de Aralar.

Esta cueva, situada en tierras del Concejo de Astitz, ha sido utilizada como establo de montaña durante siglos. Pero a partir del 2005 tendrá una nueva utilidad ya que ha sido acondicionada para recibir visitantes. Con el fin de minimizar las dificultades propias del subsuelo se ha equipado la cueva con una pasarela flotante, iluminación dinámica y un sistema multimedia. De este modo, el itinerario está adecuado para cualquier persona capaz de subir por sí misma hasta un segundo piso. Todas las visitas se realizarán con la ayuda de guías de la zona, en grupos de 40 visitantes como máximo. En la visita, que dura 60 minutos, tendremos la ocasión de ver tres salas.

Artzainzulo(refugio de pastores): siendo la sala de entrada, le llega la luz natural y gracias a su espectacular volumen está bastante iluminada. En esta sala veremos las primeras y modestas formaciones geólogicas. Al final de la sala penetraremos en Jentileio (ventana de los Gentiles) para descender unos 30m hasta las entrañas de la cueva. Estamos en Hartz-zuloa (osera). Esta sala hace de distribuidor ya que desde aquí se accede al resto de las salas.

 Artzainzulo/Sala de los pastores

 

Laminosin (Sala de los lagos): el mayor atractivo de esta sala es la increíble cantidad y variedad de formaciones geológicas que posee: estalactitas, estalagmitas, gours... podremos observarlas de cerca a nuetro alrededor.

 

 Laminosin/Sala de los lagos

Herensugearen gotorlekua (La morada del dragón): lo que caracteriza a la última sala que visitaremos es, sin duda, su descomunal volumen (60m de largo y en algunos puntos, 20m de altura).

Herensugearen gotorlekua/La morada del dragón

Desde aquí nos dirigiremos de nuevo a la superficie, para finalizar nuestra visita a la cueva.

A pesar de que no se visitan, la cueva posee otras dos salas: la primera denominada del Guerrero, es una sala ascendente de gran volumen y 80m de longitud; la segunda, un estrecho tubo descendente denominado Intxisuen gordelekua (Galería del caballo). Además de estas dos, Laminosin posee una última sala que no se visita.

Como complemento de la visita y con el fin de sacarle el mayor partido, se ha construido una casa de acogida en el entorno de la cueva. Aquí, encontraremos una sala de audiovisuales, una zona de exposición, el bar, los baños y una modesta tienda.

En la sala de audiovisuales podremos ver un documental de 15 minutos, donde nos expondrán las características del mundo subterráneo, con la Sierra de Aralar como referencia. La sala de exposiciones, se ha ambientado como si del mundo subterráneo se tratara, gracias a una decoración en forma de maqueta. Aquí podremos observar la diversidad de formaciones geológicas que se encuentran en la cueva.

“Astitzko kobak, Mentrokillo, Mendukilo” new

La cueva de Mendukilo está deseando enseñarnos sus maravillas. Observa, aprende, disfruta y respeta.

 

Fotógrafos: Eneko Agirre y Jabi Les

 



Astiz S.L. - 948 396 095 | mendukilo@mendukilo.com | Politica de privacidad